El pasado 2 de marzo llegaron los alumnos del intercambio de Atlanta a Valladolid, donde les recibimos con mucho entusiasmo tras haber estado varios meses sin verlos.

Ese día comenzó una semana llena de grandes planes que nos sacó de la rutina a los alumnos españoles e hizo conocer la cultura española a nuestros amigos estadounidenses.

Entre los planes que quisimos ofrecerles durante el fin de semana, hubo comidas y cenas, paseos por el centro de la ciudad y tardes jugando a los bolos todos juntos, e incluso algunos de nuestros compañeros quisieron llevar a su correspondiente a otras ciudades para que tuvieran la oportunidad de conocer más España. 

Además durante algunos días los alumnos estuvieron haciendo actividades programadas por el intercambio que les permitieron ver la ciudad y visitar otras.

Esta experiencia sin duda nos dio la oportunidad de adaptarnos a diferentes estilos de vida completamente diferentes al nuestro, a saber compartir lo que tenemos con alguien externo a nuestra familia y sobre todo a hacer amigos diferentes a los que podríamos hacer en la comodidad de nuestra ciudad.

Marina del Pozo ( alumna de 1º de Bachillerato)