Somos Carmen y Guillermo y os vamos a contar nuestra experiencia como delegados de pastoral en nuestra primera asamblea junto con todos los delegados de pastoral del colegio y algunos profesores del equipo de pastoral que nos acompañaron.

Lo primero que hicimos fue presentarnos para poder conocernos bien, puesto que había mucha variedad de cursos, estábamos desde 5º de Primaria hasta Bachillerato. Continuamos haciendo un formulario valorando las actividades de pastoral que nos gustaban más y las que menos. También se nos preguntaba qué podemos aportar a nuestra clase como delegados de pastoral, qué dificultades podemos tener y, por último, por qué hemos querido ser delegados de pastoral.

Después, dialogamos sobre lo que habíamos escrito, propusimos ideas y actividades que queríamos hacer en el colegio con el fin de convivir, ayudarnos, implicarnos en otras actividades y vivir experiencias nuevas.

Para terminar, bajamos a la capilla, donde tuvimos una celebración de envío. Entre otras cosas, nos quedamos con el Evangelio que nos leyeron en el que nos transmitieron este mensaje: ‘’Sois la sal y la luz del mundo’’. Nos entregaron un marcapáginas con esta misma frase, como símbolo de envío, que ahora llevamos con nosotros para tener presente nuestra misión.

Como conclusión, podemos decir que, para nosotros, este encuentro ha sido una experiencia muy buena, porque hemos compartido nuestras ideas con el resto de delegados de pastoral, nos hemos podido escuchar entre todos y también nos hemos sentido escuchados. Nos hemos dado cuenta de que no estamos solos, pertenecemos a la familia Vedruna, que es algo mucho más grande que nuestra clase y nos sentimos responsables por tener este cargo que conlleva una gran responsabilidad.

Carmen Peláez y Guillermo Morales

Delegados de Pastoral de 1º ESO A