Esta semana, con motivo del día internacional de la discapacidad, se han propuesto actividades de sensibilización en las aulas desde diferentes asignaturas y ha resultado muy enriquecedor. No nos gustaría dejar pasar la oportunidad de compartir con vosotros la forma de ver las cosas en nuestro colegio. Creemos que el  derecho a la educación de todas las personas va más allá de ser un derecho, es un proceso pedagógico y ético en constante cambio.

Aquellos que nos dedicamos a educar estamos de algún modo obligados a creer en la educación inclusiva, porque no se educa para unos pocos, se educa para todos. El objetivo de la educación inclusiva es generar una estructura social justa, y esto significa ofrecer a todas las personas, con sus necesidades y características, un tratamiento educativo equitativo; por eso, en nuestro centro, promovemos actividades que favorecen las capacidades de todos y, del mismo modo, fortalecen las necesidades que en un momento dado podamos tener.
 
Esta tarea no es fácil y, por supuesto, es una carrera de fondo pero apostamos por el aprendizaje cooperativo, proyectos interdisciplinares, apoyos personalizados, talleres extraescolares de lectoescritura y lenguaje, así como enriquecimiento extracurricular para altas capacidades. Por encima de todo, como docentes, creemos en el acompañamiento individualizado de nuestros alumnos que favorezca el desarrollo de personas felices.
  
Ana Vaquero y Claudia Coca 
Departamento de Orientación