Una cuidada alimentación y unos buenos hábitos de vida saludables son fundamentales en cualquier momento y etapa de la vida. Sin embargo, ahora que nuestro mundo ha dado un giro de 180 grados, es importante que no descuidemos ciertos aspectos que nos van a ayudar a sobrellevar esta situación tan diferente lo mejor posible.

  • Mantener rutinas. Nuestros horarios, inevitablemente, se están viendo alterados estas últimas semanas. Aun así, es importante mantener aquellas rutinas que podamos seguir realizando aunque sea desde casa.
  • Cuidar el descanso. Mantener horarios fijos durante la semana, tanto a la hora de levantarse como por la noche, nos ayudará a organizar mejor nuestro día y a conseguir un buen descanso.
  • Correcta alimentación. El consumo de frutas y verduras será nuestro mejor aliado durante estas semanas. Es importante evitar el exceso de grasas saturadas o azúcares. ¡Lánzate y aprende a cocinar nuevas recetas saludables!
  • Cuidado de la higiene tanto corporal como postural. Mantén un aseo diario y cuida tu cuerpo evitando posturas perjudiciales en las largas horas sentado frente al ordenador o en el sofá.
  • Uso excesivo de pantallas y dispositivos. Son muchas las horas que pasamos delante de una pantalla (ya sea por el teletrabajo, televisión, móviles, etc.). Intenta realizar alguna actividad sin estos dispositivos como pintar, leer, jugar, cocinar o bailar.
  • Desconexión informativa. La información es importante. Estar al día de lo que ocurre a nuestro alrededor nos mantiene activos y nos acerca al mundo exterior. Sin embargo, un exceso de esta información (principalmente antes de la hora de acostarse) puede saturarnos y no dejarnos descansar y desconectar. 
  • Realizar actividad física diaria. Con todos estos cambios, nuestro cuerpo y nuestra mente van a ser unos de los más perjudicados. Aunque la realización de al menos 30 minutos de actividad física diaria debería aplicarse en nuestra vida diaria normal es, si cabe, más importante en estas semanas. Incorporar una rutina deportiva saludable nos ayudará en todos lo puntos anteriormente citados: Mejorará el descanso, ayudará a nuestro organismo, nos servirá para liberar estrés o tensiones y nos desconectará de las pantallas. Solo necesitas algo de tu tiempo, el que quieras. Es fundamental adquirir este hábito deportivo. No importa el tiempo ni la intensidad. Lo importante es empezar. Una vez adquirido el hábito podremos mejorar tiempos y ritmos en función de la edad y las posibilidades de cada uno.

Como dice el dicho en latín: Mens sana in corpore sano.  Tras más de dos mil años, la cita sigue teniendo sentido. Así que, sigue estos pasos que te proponemos, ¡y anímate!

Equipo de Educación Física