Desde finales del curso pasado nuestro centro ha sido reconocido por Google for Education como Reference School. Esto nos convierte en la primera Escuela Referente de Google de Castilla y León. Se trata de un reconocimiento al trabajo que hemos venido desarrollando en el ámbito digital en los últimos años. Supone también alcanzar el máximo nivel en cuanto a institución educativa digitalmente competente. Es un logro que nos enorgullece y que nos anima a seguir trabajando en esta línea, que busca responder a las necesidades de nuestro alumnado de hoy.

Ser Google Reference School no es solo un reconocimiento por el uso de las herramientas tecnológicas de Google en el centro. Creemos en una transformación metodológica basada en la innovación y en las metodologías activas como pueden ser el aprendizaje cooperativo o el aprendizaje basado en proyectos.

Este reconocimiento nos permite impulsar el proyecto educativo que llevamos años desarrollando. A su vez, representa nuestro compromiso por seguir trabajando para que nuestros alumnos consigan las competencias que necesitarán el día de mañana. Desde sus inicios, nuestro colegio se ha caracterizado por ser un centro cercano, que atiende la diversidad del alumnado dándoles respuesta según sus necesidades y, en esa línea, intentamos seguir trabajando cada día. Queremos ser capaces de responder mejor a los retos educativos de la sociedad actual, mejorando los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Con la plataforma de G Suite hemos podido crear un entorno de trabajo colaborativo en el centro, que permite a los alumnos y docentes trabajar en red. Los alumnos están aprendiendo más y mejor, transformando la información en conocimiento y adquiriendo las competencias necesarias para desenvolverse en la sociedad del siglo XXI.

Para ser centro de Referencia hay que cumplir una serie de requisitos. En primer lugar, hay que contar con un número mínimo de dispositivos que superamos con creces. Actualmente, contamos con más de 400 dispositivos Chromebook, desde 5º de Primaria hasta 2º de Bachillerato. Además, hay que contar con un porcentaje del profesorado formado y certificado. En este sentido, estamos muy satisfechos con el compromiso y la involucración de los docentes, que también han superado los requisitos mínimos de certificación. Aproximadamente, el 70% de nuestro claustro cuenta con la certificación de nivel 1 y en torno al 40%, el doble de lo requerido, cuenta con la certificación correspondiente al nivel 2.

El conocimiento digital permite enriquecer el proceso de enseñanza-aprendizaje y seguir dando respuesta a las necesidades que exige la situación actual. El profesorado confía en esta apuesta tecnológica que permite desarrollar este proyecto de innovación educativa que sigue teniendo como objetivo fundamental la formación integral de todos nuestros alumnos.